Cuando nos involucramos en una relación, nos vamos transformando en esa persona que queremos y adoptamos algunas de sus cosas caracterísitcas, es como si el amor fundiera los corazones y ambos crearan un nuevo ser intermedio basado en el amor.

Cada pareja con el paso de los años se acomoda a su media mitad y van aprendiendo el uno del otro sus necesidades, sus manias, sus gustos culinarios y musicales,  su manera de vestir, de actuar, sus molestias de salud, y hasta su forma de escribir y caminar.

Es indiscutible que el universo tiene cosas increibles, y las presenta de maneras que no esperamos ni sabemos, lo cierto aquí es que el amor traspasa los sentidos y atraviesa los corazones haciendo que dos seres fundan su cariño a partir del tiempo y su amor parezca una canción de una sola nota musical, fusionándolos al unisono amoroso.

Berny Polanía V. 





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba