Ser honesto implica ofrecer el corazón, expresar las cosas cristalinamente y ganarse el respeto a punta de acciones ciertas y eficientes, cada persona debe sentirlo por dentro y manifiestarlo al universo de forma que no quede duda alguna de sus actos.

No hagas a otros lo que no deseas que te hagan a tí, demuestra que dentro de tí hay una persona correcta, que lo que haces refleja tú sentir, haz un match entre lo que das y piensas, que la virtud de la transparencia se refleje en cada cosa que realizas a diario.

La recompensa deriva directamente de nuestros actos, quien obra bien recibe su recompensa y esta viene cargada de compensaciones inesperadas, las buenas trascienden, y los frutos se recogen cuando menos esperas, por eso siembra en grande para que la cosecha sea abundante.

Berny Polanía V.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba