Una melodía con ritmo implica que nuestro cuerpo quiera bailar a su compás, o que nuestros dedos estén motivados con su son, o que nuestra boca quiera tararear la melodía, todas las canciones tiene un alma que las hace grande, que nos incita escucharlas, a repetirlas, pero realmente solo el ritmo hace click sobre nuestro cuerpo y es ahi cuando nuestros sentidos se despiertan a su ritmo.

Trataremos en este post de reunir algunas canciones cuyo ritmo es increible, canciones con las que provoque bailar, tararear, levantarse de la silla para seguir su compás y cuyo ritmo nos marque el día, esperamos sean estas de su agrado y las disfruten tanto como nosotros.

Berny Polanía V.











0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Arriba