Somos nosotros los labradores únicos de nuestro destino, debemos asegurarnos de pedirle a la vida lo correcto y tener la fé suficiente para garantizar que aquello que pediste se materializará y podrás verlo. 

No se trata de ver para creer sino de creer para ver, todo aquello que sueñas puede convertirse en realidad, por eso ten cuidado con aquello que sueñas, piensa muy bien lo que realmente deseas, es increible como las cosas llegan cuando menos lo piensas y esperas.

Todo se dá de una manera extraña y dificil de comprender,  finalmente todo se basa en el flujo inteligente de energía que uses, y de la manera como definas tus necesidades, no es necesario envidiar a nadie porque la capacidad creativa de los seres humanos trabaja igual siempre, el universo trabaja por todos y para todos.

Berny Polanía V.





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba