Si como ser humano quieres pintar tú vida de color negro, entonces tú realidad sera oscura, triste, depresiva, no verás salidas y quizás no logres apreciar lo bello del universo, mientras te mantegas en ese estado, no habrá ninguna luz en el camino, y siempre renegarás de lo que tienes, y ni siquiera te darás cuenta de tú situación, te quedarás en el circulo vicioso del fracaso.

Si por el contrario pintas tú vida de colores, siempre amanecerás con ganas de lograr lo que deseas, te sentirás capaz de todo, serás capaz de amar y ofrecer a los tuyos lo mejor, y por consiguiente triunfarás en la vida muy fácilmente, te rondará la felicidad.

El color de la negatividad y el color del positivismo son excluyentes, pero la teoría de la bandita de caucho te lanza tan lejos del uno o del otro, según el camino que escogas, aprende a darle colorido a tú universo y reemplaza el dolor y el sufrimiento por una carga completa de alegría.

Aprende a agradecer por lo que tienes, disfruta de las cosas, no juzgues, respeta cada espacio de los demás, comparte lo major que puedas, enseña, apoya, soporta, educa, cuida lo que te rodea, piensa en tus semejantes y ofrece a otros las herramientas necesarias para que ellos también puedan colorear sus vidas. 

Berny Polanía V.





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba