Dios es nuestro guía y a él debemos nuestra vida y todo lo que nos rodea.

No es en vano que existan tantas canciones dedicadas al señor, canciones de alabanza, canciones que bendicen a la familia, canciones de agradecimiento, canciones de amor por y hacia Cristo.

Hay canciones muy diversas y con diferentes clases en sus ritmos y letras, lo cierto es que a todos debe unirnos el amor a Dios y lo justo es que todos compartamos su palabra con nuestros semejantes, la música religiosa es suave, inspiradora, amorosa y contagiosa, te invito a compartirla con tus semejantes.

Berny Polanía V.












0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Arriba