El ser humano siempre queda rendido ante la belleza externa del ser, y se deja seducir sin remedio por esas hermosas facciones, sin saber que todos somos bellos de muchas maneras.

No importa lo que irradies por fuera si por dentro tienes buenas intenciones, buena educación, buenos sentimientos, buenas maneras para amar, si no juzgas, si no vives pendiente de lo que alguien tenga en bienes.

Ser bello no está fuera de tí, sino que consiste en irradiar tú belleza interior, consiste en ser transparente con los demás, consiste en dar siempre para otros lo mejor de tí, consiste en no tener odios, ni rencores, ni envidias, cada persona tiene derecho a apreciar todo lo hermoso que tienes como persona.

Berny Polanía V.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba