El universo obra con su inmensa sabiduría y nos regala grandes cosas cada día, debemos tener claro que todos somos Dios y que de acuerdo a nuestra capacidad positiva y a nuestra alegría podemos atraer lo que pensemos, lo que soñemos lo que anhelemos.

Cada persona cuenta con incalculables posibilidades, pero es preciso que ponga de su parte, que le madrugue a la vida con ganas, con hambre, con la certeza de que todo es posible y que solo es cosa de comenzar para obtenerlo.

Debemos desarrollarnos a plenitud, debemos obrar con la inocencia de los niños, jugar con las posibilidades y sobretodo intentar divertirnos, no hay que matarse tanto, tan solo basta amar lo que se hace y ponerle inmensas ganas de hacerlo bien y con honor.

Berny Polanía V.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba