Es el órgano especializado en el amor, se acelera cuando aparece el ser amado, se contrae cuando hay desamor, duele con la distancia, y en general nos reporta al cerebro lo que sentimos al amar, cambiando nuestros estados de ánimo.

Al corazón hay que escucharlo, hay que hacerle caso cuando se trata de lides amatorias, y las canciones con su sensibilidad lo enriquecen o ensombrecen dependiendo de como se encuentre.

Para amar hace falta una pareja pero sin lugar a dudas hace falta un corazón para sentir y vivir.

Berny Polanía V.





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba