Cuando un corazón ofrece cosas dulces, cuando se vuelve niño al pensar en ese ser que se anhela, cuando sientes que te mueres por andar con esa persona especial y quieres ofrecerle todo, es porque definitvamente estás enamorado/a.

Es un a época que a todos nos llega, irremediablemente aparece ese momento en que el amor nos atropella y precisamos que esa personita especial nos diga que nos quiere y que le hacemos falta.

Uno aprende a sentir hasta en los huesos esos pequeños cariñitos y queda uno medio loco esperando esas sensaciones cada instante, quisiera uno pedirle al amor que nos cobije cada noche y que no nos desampare jamás.

Hallar esa media mitad es algo hermoso e irrepetible y mantener ese amor es una situación que cuesta pero que amerita, porque es el amor un sentimiento que nos alimenta y que nos hace vivir y respirar con fuerza y pasión, es un alimento vital y una sensación que merece sin duda ser vivida.

Berny Polanía V.




0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Arriba