Permitele a tú corazón sentir sin oposiciones, deja que las sensaciones del amor vuelen libres por todo tú ser, y que esa sensación regocije tus sentidos, aparta los temores, la confianza en el amor es buena consejera.

A veces los celos y los pensamientos inútiles anulan el verdadero sentimiento de amar, nos dejamos llevar, creemos en chismes y en cosas sin sentido y apagamos la verdadera llama que debe motivarnos con nuestra pareja.

Hay que ser inteligentes y obrar en consecuencia, la rabia nunca es buena consejera, tener sentimientos encontrados provoca lios y discusiones de la nada, y ni siquiera permite una reacción objetiva, hazle caso al amor y no a lo inexistente.

Berny Polanía V.





0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Arriba