Esta palabra tiene una relación directa con el ritmo,  es una palabra que infunde temor por lo que puede causar, la gente le tiene gran respeto, está relacionada directamente con rituales de diversa etiología, en la música implica un salpicar de cadencioso ritmo y a su compás los pies solo atinan a moverse.

Su implicación mágica evoca la voluminosidad del fuego, hay tantas composiciones y de tan variados artistas que uno queda pensativo, intentando descifrar si intrínseca filosofía y su verdadero significado musical.

Cada exponente y cada género le ofrecen al oyente una gama variada de contextos rítmicos, pero sin lugar a dudas expresar esta palabra es evocar la esencia latina, el voltaje sin igual de una cultura nacida para bailar y que goza su música en cada partícula de su ser.

Berny Polanía V.








0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Arriba