A pesar del paso del tiempo, la música perdura en nuestras mentes, en nuestros corazones , por un amor, por un familiar perdido que escuchaba alguna de estas melodias, por algún despecho, por algún motivo alegre y especial.

La música siempre despierta en nosotros diferentes clases de sensaciones y sentimientos, y es algo distinto en cada ser, dependiendo de las circunstancias y los momentos de cada quien.

Sentir la música es vivir, amar ayuda a sentirse vivo, compartir con nuestros semejantes es dar algo de nosotros y todo eso queda siempre para la posteridad, como han quedado aquí estas canciones.

Berny Polanía V.








0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Arriba