El amor genera situaciones innecesarias que hay que aprender a manejar y que hay que saber controlar, casi siempre se generan desconfianzas tontas, celos injustificados, pensamientos vanos.

Son esos hechos los que generan rompimientos, peleas sin fundamento, discusiones ridículas, que dejamos rodar sin pensar que perjudican el amor y lo debilitan, es mejor tener cabeza fría y pensar con calma antes de permitirles ocurrir.

La realidad es que muchas veces cuando reaccionamos nos damos cuenta que nos equivocamos y que lo mejor es pedir perdón y reaccionar bien, el mejor consejo que puedo dar acá es que le hubieras dicho : cállate y bésame.

Berny Polanía V.





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba